Tag Archives: San Francisco

Día 2 (y último) en San Francisco

26 Nov

A mi me habían dicho que en esta ciudad había niebla. Pues me siento estafada, que lo sepáis. Un día claro, con un sol espectacular y sin nada de bruma nos ha acompañado durante todo el Thanksgiving 🙂

De buena mañana nos hemos plantado en el Golden Gate Bridge, uno de los highlights imprescindibles de la ciudad. Como en todo punto turístico, la masa de japoneses impedía ver nada hasta que a codazos de hacías un hueco. Eso si, como van a golpe de silbato en los autocares, a la que bajas dos escalones los pierdes de vista.

El puente? pse… me lo imaginaba más grande…

Golden Gate Bridge

Ja! Es broma. Es un bicharraco enorme! No teníamos intención (ni tiempo) de cruzarlo, pero yo en un arranque me he puesto a andar por él, y he llegado al primer pilar. Vaya paseíto! Con deciros que se organizan rutas en bici para cruzarlo que -ojo al dato- te devuelven en ferry desde la otra punta…

Después hemos ido al Golden Gate Park, que paradójicamente NO está al lado del puente. Intentábamos encontrar el Japanese Tea Garden, pero nuestra incapacidad para leer mapas y seguir indicaciones nos lo ha impedido. De todos modos, el parque precioso, con unos lagos monísimos (y hasta una cascada!), aunque con demasiadas palomas para mi gusto.

Golden Gate Park

Justo a la salida del parque está el barrio de Haights Ashbury. Es el barrio hippy, lleno de grafittis y tiendas geniales. La pena es que al ser Thanksgiving casi todo estaba cerrado y nos hemos limitado a flipar con el colorido de sus calles. Es una buena excusa para volver, no?

Grafitti en Haights

Teníamos el coche aparcado cerquita, y nos hemos subido para realizar la ruta del “49 miles Scenic Drive”. Es una ruta en coche que te lleva por la mayoría de los puntos imprescindibles de la ciudad. Si tenéis poco tiempo -como es nuestro caso- para visitar San Francisco, es súper recomendable hacerla. En especial el tramo de Twin Peaks, donde la carretera se encarama a una colina desde donde se ve toda la ciudad. Awesome!

Vistas desde Twin Peaks

Hemos aparcado el coche en Alamo Square, un parque rodeado de casitas victorianas. Os suenan estas?

Casitas Victorianas, Alamo Square

¡Muy bien! Son las que aparecían en la cabecera de Padres Forzosos!! 🙂 Perdonad la frikada, pero es que este dato me hace muchísima gracia!

Luego nos hemos retirado al Hostel, que aunque esta en una zona un poco rara, está genial (y sin ratones!!).  Allí hemos disfrutado de nuestra primera cena de Thanksgiving. Hemos comido el típico pavo, con su relleno, su puré de patatas, su mermelada, sus tartas de postre. Todo muy americano y muy rico. Suerte que me voy en un par de días de este país, porque si me tiro otra semana zampando así tengo que empezar a ensanchar las puertas!

Me despido de San Francisco hasta la próxima (porque me ha sabido a poco). También me toca despedirme de Nuria y de Iki (I’ll miss you baby, nos vemos en Singapur… ;P ), os deseo que tengáis muy buen viaje!

Próxima parada: L.A.

Día 1 en San Francisco

25 Nov

Ayer hicimos un intensivo en San Francisco.

Nada más despertarnos, “trepamos” por la calle Jones, la segunda más empinada de la ciudad según nos dijo un señor que pasaba. No me preguntéis cuál es la primera, porque ni lo sé ni estoy dispuesta a ponerme el arnés para subirla.

Porque nos pasamos toooooodo el día cuesta para arriba, cuesta para abajo. Tal cual os lo han enseñado en la tele, tal cual es.

Cuesta num. n

También nos subimos al Telegraph Hill, hasta la Coit Tower (curioso nombre) que es una torre muy fea desde la que se ven unas vistas muy bonitas del Golden Gate y de Alcatraz.

Por Fishermans Wharf estuvimos un buen rato, paseando por el Pier 39, saludando a los Leones Marinos de parte de Dani, y comiendo un crab sandwich (les encanta el cangrejo!) en unos puestos callejeros.

Ina en Pier39, al fondo Alcatraz

Después la calle Lombard, la típica calle en zig-zag, que según ha descubierto Iki esta mañana, es la más sinuosa del mundo.

Lombard Street

También (y como es tradición en nosotras) cruzamos Chinatown hasta llegar al Union District. Chinatown es más bonito que el de NY, ya que muchas fachadas parecen Pagodas y las calles están llenas de farolillos rojos. Union District es como si hubieran trasladado un trocito pequeño de la 5ª Avenida a esta ciudad, con su Macy’s, su tienda Prada, sus luces y su árbol de navidad gigante.

Dragon Gate en China town

La cena la hicimos en la zona de Castro, barrio gay de la ciudad, en The Sausage Factory (por recomendación del recepcionista del Hostel). Las raciones en línea con lo de siempre, y todo muy muy bueno.

El tema es que ayer tuve un pensamiento:

Nos han robado la capacidad de sorprendernos.

Es un poco lo mismo que pasa en NY. Todo es grande, todo te alucina, pero en realidad todo te suena y se te antoja familiar. Con esta ciudad pasa lo mismo. Vimos un tranvia y bueno… anda, mira un tranvia. Y las cuestas? “como en las pelis”, decimos. Pero es que es verdad! Lo hemos visto todo tantas veces, en el cine, en los anuncios, en revistas, en series de televisión… que de pronto te plantas en una ciudad preciosa y llena de cosas nuevas que resulta que no son nuevas para ti. Es una sensación extraña, como de echar de menos mirar como los niños y que las cosas realmente te sorprendan. No se exactamente como solucionarlo. de momento, lo único que se me ocurre para “redescubrir” todo esto es fijarme en los detalles. Lo general está siempre ahí.

 

S.F.

 

Por cierto, Happy Thanksgiving a todos!!