Tag Archives: earthquake

Marlborough y de vuelta a Christchurch

27 Mar

Nuestra última semana en la isla del sur empezó en la zona de Marlborough.

Esta es conocida por sus vinos (que desgraciadamente no probamos) y sus sounds (que no llegan ni a la suela de los zapatos a Milford y nuestro adorado Doubtful).

Marlborough Sounds

No sé si os lo he comentado antes, pero estamos un poco hartas de “cosas bonitas“. Llevo tanto tiempo rodeada de paisajes exhuberantes que casi me apetece ver un polígono industrial, con sus grises chimeneas humeantes, apestosas y (sobretodo) feas. Pero bueno, mientras eso llega, me tocará seguir sufriendo las excelencias del paisaje neozelandés. Qué agonia!

Desde allí fuimos bajando por la costa este, haciendo parada en Kaikoura. Allí vimos (por enésima vez) una colonia de focas (¿cómo puede haber tantísimas?) y nos dimos un capricho de campeonas. Os dejo la prueba del delito:

Restos del Crayfish

Y entonces regresamos a dónde todo empezó. Al origen de nuestra aventura por la South Island, la ciudad en la que tantas expectativas habíamos puesto y que decidió desaparecer 5 minutos antes de nuestra llegada. Ese Christchurch que nunca veremos y que nos moríamos de ganas de conocer, que nos tuvo durmiendo en el suelo y que nos hizo huir tras 48h en el aeropuerto.

Durante 4 días hemos intentado reconciliarnos con ella, pero ha sido complicado. La ciudad, como tal, no existe. El centro está cerrado, gran parte de la población sigue, tras un mes, sin agua ni electricidad, la playa está contaminada y las casas más que castigadas. Cada persona tiene una historia para ponerte los pelos de punta. Y luego están las réplicas, cada día y cada noche, para nunca puedas olvidarte del todo de lo que pasó.

Suerte que existe couchsurfing, que nos ha dado lo mejorcito de Christchurch. Hemos conocido a Matt y a sus compañeros, y a sus amigos, y a sus preciosos perros. Y sus locas ideas y su casa alucinante. Entre todos nos han hecho sentir como en casa en una ciudad que nos echó “a patadas” nada más llegar. Thank you Matt, for making us feel home, and feel safe and happy all the time.

De nuevo la energía de la gente está por encima de todo lo demás. Y esta vez realmente lo necesitábamos.

Bien está lo que bien acaba. Y con esto acabamos nuestra ruta por la Isla del Sur. Wellington nos espera.

Cambio de planes

23 Feb

Christchurch ya no es una opción. El centro está cerrado, la luz, el gas y el agua cortadas. Y nosotras no hemos podido acercarnos a la ciudad. Hay 75 muertos confirmados y 300 desaparecidos. Según dicen las noticias, el 85% de edificios del centro tienen riesgo de derrumbe. No, definitivamente no vamos a hacer turismo por aquí.

Ayer dormimos en el hall de un hotel del aeropuerto, pero hoy nos han dicho que no podíamos quedarnos mas. Nos ofrecían trasladarnos a un Welfare Center, pero ante la posibilidad de caos extremo y de no poder volver aquí nos hemos montado nuestro propio plan: Llevarnos las mantas y las almohadas del hotel, y montarnos el tenderete en el aeropuerto.

Nuestro campamento gitano, Christchurch Airport

No quedan coches de alquiler ni caravanas hasta, mínimo, el lunes. Ni un solo autobús libre para el día de hoy. Sólo unas pocas plazas para buses de mañana, algunos a sitios remotos o sin posibilidad de alojamiento. Pero al final hemos conseguido un bus para mañana por la mañana en dirección a Queenstown. Está al otro lado de la isla del sur y es una ciudad grandecita (para lo que son aquí las ciudades). Allí intentaremos estar 3 o 4 días para descansar del susto, de las dos noches durmiendo en el suelo, para ducharnos, replantear el viaje, e intentar alquilar (por fin) una frago.

Ah, y a lo mejor también hago puenting. Es que no he tenido bastante con el terremoto. 🙂

Llegada “movidita” a Christchurch

22 Feb

Hola holita

Hoy hemos llegado a Christchurch. Como algunos sabréis por las noticias, ha habido un terremoto de 6.3 grados en la ciudad. A nosotras nos ha pillado en el avion, 5 minutos antes de aterrizar. Así que nos ha ido por los pelos, pero estamos bien. 8 horas después sigue habiendo réplicas del seísmo, pero nada de qué alarmarse.

Nos han evacuado, hemos estado unas horas sin equipaje porque han cerrado el aeropuerto, pero ya lo hemos recuperado. Nos tienen en el hall de un hotel, un poco atrincherados, parece una pelicula. Pero nos han dado de cenar y todo, más majos ellos…

Así que nada, estamos bien y con todas nuestras cosas. Como no se puede llegar al centro (que está hecho polvo literalmente) nos vamos a quedar aquí a pasar la noche. Y mañana ya decidiremos qué hacemos.

Así que el mensaje oficial es: ESTAMOS BIEN!!

Gracias a todos los que os habéis preocupado.

besitos