Tag Archives: centralpark

Día temático nº1: Harlem

16 Nov

Ayer era domingo, y yo tenía una espinita que quitarme.

En mi anterior visita a NY, no sabría decir por qué, no fui a ver una misa de Gospel. Como a Laura estas cosas le tiran tanto como a mi, hicimos una excursión hasta Harlem para ver una de sus celebraciones dominicales.

La noche anterior habíamos estado buscando iglesias, porque no queríamos asistir a la misa en un sitio megamasificado o muy para guiris. Al final nos decantamos por la Greater Refuge Temple, que era una opción bastante “moderada”. La verdad es que los domingos los turistas acuden en manada a Harlem – y no es para menos- y debe ser casi imposible encontrar una iglesia sin ellos, pero en esta os aseguro que la experiencia fué super auténtica. De hecho nos sentimos un poco intrusas y hasta un pelín culpables por estar viendo como espectáculo lo que para esa comunidad forma parte de la vida real. Sólo deciros que en frente nuestro había una mujer que, a parte de la Bíblia, se había traído de casa una pandereta para acompañar las canciones del coro.

No tengo palabras para explicaros la experiencia. A puntito estuve de soltar alguna lagrimilla, porque me invadió la emoción cuando el coro empezó a cantar. Es que es súper emocionante ver cómo convierten su creencia en una fiesta, como te transmiten una energía y un buen rollo que te dura todo el día. Y cómo cantan, madre mía! Si ya habéis ido, sabréis a lo que me refiero.

Como no podíamos hacer fotos dentro, os dejo un ejemplo de lo que se podía ver fuera. Porque tan impresionante era el coro en acción como los modelitos que se gastan las feligresas. Rebonicas.

De punta en blanco

La experiencia vivida nos dió conversación para rato, y abrimos un minidebate sobre las diferentes formas de vivir la religión, que amenizó la llegada a nuestro siguiente topicazo dominguero: El Brunch.

Después de un par de descartes por cutres/llenos/turisteados, acabamos en Melba’s. El sitio, en pleno Harlem, resultó estar lleno de mordernos. Y a parte de otra mesa de 2 turistas, creo que éramos las únicas blancas del lugar.

Melba's

Pedimos un plato de Pollo riquísimo y una tortilla de verduras. Las raciones, pues como todas. Ya me he acostumbrado a los tamaños y no me impresionan. Y claro, como un brunch sin cocktail se queda descafeinado, Laura se pidió un Mellini (Champagne con zumo de melocotón) y yo un Bloody Mary para probarlo. La conclusión es que el Bloody Mary es un error gastronómico aunque quede super bien en las fotos.

Cocktails

A miniKate tampoco le gustó

Resumiendo: el sitio muy bien y el Bloody Mary muy mal.

 

Después de eso, y para bajar la comida, paseamos hasta Central Park. Nos tocaba ver la parte norte, y llegamos hasta el Lago, con el sol cayendo… precioso.

Jacqueline Kennedy Onassis Reservoir

Como era Domingo había mucha más vida que el otro día. Estaba llenito de gente tocando música, vimos un par de shootings fotográficos, familias jugando, niños aprendiendo a patinar, gente haciendo footing por todas partes… y como era de recibo, hice lo que tenía que hacer: Saltar!!

Saltando en Central Park - vol.2

 

Después nos dimos un paseíto por el Upper West side, que es un barrio mono pero tampoco da para mucho, y nos reservamos para la noche la actividad estrella. El cheesecake!

Eileen's Cheesecake

Este en concreto es del Eileen’s Cheesecake, que está por el Soho. ¿Y por qué este? Pues porque hace algo menos de un mes, me dediqué a investigar cuáles eran los supuestos mejores Cheesecake de la ciudad. Basándome en varios listados diferentes, me curré un excel estupendo para decidir los que teníamos que probar. La lista quedó reducida a 4, y el de Eileen era el tercero. Os puedo asegurar que estaba DE-LI-CIO-SO.

Mañana probamos el Top 1. Estoy salivando.

 

 

 

 

 

 

4 días en la Gran Manzana

13 Nov

Llevo aquí 4 días. Y dan para mucho.

Estoy visitando la ciudad como si fuera la primera vez. Con la misma ansia que hace un año y medio. Creo que podría venir 10 veces, y siempre descubriría cosas nuevas.

Esta ciudad es capaz de tenerte hablando sobre ella 30 minutos, y con sólo girar una esquina dejarte sin palabras. De hacerte recordar momentos que no has vivido en ella. De sentir familiares rincones que nunca antes habías visitado.

Uno de esos lugares mágicos es Coney Island. Lejos de Manhattan, en el extremo sur de Brooklyn, se encuentra este rincón tan difícil de describir. Se dice de él que es kistch, que es tétrico, que es hortera, que es anticuado… Yo no sabría deciros. Sólo sé que merece la pena el trayecto de más de una hora hasta allí.

La montaña rusa de Annie Hall

Saltando en la montaña rusa de Annie Hall

Café para llevar

Otro de los momentos “diferentes” que hemos vivido hasta el momento ha sido presenciar parte del desfile del Veteran’s Day. El día 11 de noviembre es la fecha en que los veteranos de guerra salen a las calles y son vitoreados por los asistentes. Yo no es que sea muy guerrillera, pero como esto es once-in-a-lifetime, pues a primera fila con banderita americana y todo. Las sensaciones percibidas, muy extrañas.  La gente se dirigía a los veteranos (a esos que había estado en la guerra del Vietnam, en Irak, en la IIGuerra Mundial, en Afghanistán…) con palabras de agradecimiento y con mucha emoción, y la mezcla de sentir simultáneamente miedo y ternura me puso la piel de gallina.

Chavalines en el Veteran's Day

Mini-Misses con sonrisa perpetua y fotos de difuntos. Bizarro.

Estos deben ser marines... no?

También ha sido precioso (re)descubrir Central Park de otro color. Yo lo conocía en Abril, verde y rosa y precioso. Y ahora lo he visto amarillo, rojo, marrón, y tan bonito como entonces. Debe faltar poco para que caigan las hojas y le den otro aire, aunque seguro que con los pantones renovados no pierde ni un ápice de su elegancia.

Otoño en Central Park

Solazo en el parque

por los suelos, para variar 🙂

Y a parte de eso, quiero destacar que estoy súper integrada. Y sino mirad cómo zampo hot dogs camuflándome entre las masas (en el sentido más literal de la palabra) americanas:

Nathan's Famous Hot Dog

Nathan's Famous Hot Dog

Me encanta la gran manzana. Y quiero vivir en Bedford Street.


Already in NY!

9 Nov

Bueno gente, hemos llegado a NY!!

La primera de las paradas de esta aventurilla. Para mi está repe, pero es una ciudad tan alucinante que no me cansaría de visitarla. Bueno, lo de no cansarse es un decir, porque las palizas que me pegué el año pasado pateando por Manhattan no tienen nombre …

jump jump jump

Saltando en Central Park el año pasado - abril 2009

Llegar nos ha costado 22h de aeropuertos y aviones (la parada en Heatrow se ha hecho eterna) y un registro. En la puerta de embarque de Londres me viene un tipejo hablando raro (“con una patata en la boca” según Laura) y me suelta una retahíla que comienza con “you have been selected”. Claro, como no le entendía me pensaba que me había tocado algo. JA! Toma premio: registro completito por cortesía de Heathrow. Zapatos fuera, cacheo, vaciar la mochila, abrir el ordenador, y hasta beberme un trago de agua, vaya a ser que fuera salfumán. Pero nada, la tía que me cacheaba muy maja, flipando con la guía de Australia. “Lucky you, lucky you” me decía. Y después de eso todo como la seda. Los americanos no nos han perdido el equipaje, no nos han hecho preguntas y no nos han retenido en la aduana.

Así que chin pún, llevo 24 h fuera de casa.

Y esto es raro raro raro.